21/4/2021

Me gustaría poder describir mejor La Granja. La casa. El campo que la rodea. El piélago. El monasterio en ruinas. El camino sanabrés. Me gustaría contárselo a alguien que viva lejos, en otra provincia, otro paisaje, en otro país. Un correo bien largo y que quien fuera que lo reciba, leyéndolo, pudiera ver La Granja de verdad, como si estuviera aquí, como si las palabras fueran el pueblo, como si las palabras fueran esto.

Pero en la página escrita, un paisaje no es un paisaje, sino la textura de las palabras con que se lo nombra, el universo que esas palabras crea. Es difícil. Menos mal que están las fotos de Pa Fernández para atestiguarlo.