Contestaremos la imprescindible pregunta en un sitio web en dos partes: la primera contando qué Donde Victor Luna es un alojamiento del tipo rural en Granja de Moreruela, Zamora; con 8 habitaciones de dos, tres o cuatro plazas con baño propio. Con piscina, barbacoa y merendero. Dos amplios salones, cocina equipada y aparcamiento cerrado y a la vista.

Situado en la Vía de la Plata, donde se bifurca el Camino Sanabrés.

Esta sería la descripción técnica de la casa, digámoslo así. Pero se quedaría coja si no añadiéramos que Donde Victor Luna es, además, donde el abuelo Vicente y el tío José (q.e.p.d.). Un lugar donde hay viñas, encinas -apenas quedan negrillos- y campos de trigo y cebada. Cada palmo de tierra cultivada da fe de la tenacidad de nuestros antepasados, que se la arrancaron con paciencia a la nada para convertirla en Tierra de Campos.

En la segunda parte contaremos que Victor Luna es un madrileño de 38 años harto de la ciudad y de los trabajos intensos que la ciudad proporciona. El mismo que un día, tras un contratiempo profesional, decide hacer las maletas e irse al pueblo de su madre, donde pasaba los veranos de su infancia. Con sus ahorros (y la ayuda de sus padres, cómo no) adquiere una casa abandonada, un caserón extravagante en medio del pueblo que se había convertido en hábitat ideal para palomas y gatos, y allí monta un negocio de hostelería rural.

Sabe que es un reto, no sólo económico; sabe que el pueblo lo mira. Él quiere que el pueblo esté orgulloso del nuevo establecimiento, igual que lo está de Casa Rural del Tío Quico. El pueblo es muy exigente respecto a las novedades. En esas está.